Cirugía Cardiovascular y Hemodinámica

Teléfono de atención las 24 horas
902 333 375

CONÓCENOS | NOTICIAS

Noticias

06 Agosto 2011

«Tras un infarto, el reto es activar las células madre»

«Tras un infarto, el reto es activar las células madre»

Entrevista al Dr. Ignacio Gallo en la revista Mujer Hoy.

Especialista en reparar corazones rotos, este cirujano con vocación de investigador es la cabeza visible de dos innovadores proyectos. El primero tiene como objetivo la regeneración del esternón fracturado en las operaciones cardíacas; el segundo, recuperar el tejido del miocardio dañado tras un infarto.

Para ambas investigaciones cuenta con un equipo de la Policlínica Guipuzkoa formado por 14 profesionales entre cirujanos cardiovasculares, anestesistas, patólogos, enfermeros... y ¿veterinarios? Te descubrimos por qué.

Pregunta: ¿Qué le sucede al corazón tras sufrir un infarto?
Ignacio Gallo: Que el ataque pulveriza tal cantidad de células que la capacidad autorregenerativa de las células madre cardiacas es insuficiente y la zona queda muerta, como una suela de zapato.

P: Sus investigaciones emplean factores de crecimiento. ¿Qué son estos factores?

IG: Una genialidad de la naturaleza y un milagro del laboratorio. Hemos descubierto que existen células regenerativas que, de forma natural, se renuevan y cubren las bajas de las células que se pierden por el desgaste natural. Pero ante un infarto la pérdida es tal que, de forma natural, no se produce ese proceso. Y ahí es donde entran los factores de crecimiento que obtenemos de la propia sangre del paciente. Son proteínas que, preservadas adecuadamente, estimulan el crecimiento de las células madre cardíacas.

El factor en sí no regenera, sino que revitaliza un área, haciendo que en ella se acelere la producción de células madre que, de forma natural, no podrían compensar la desolación que el infarto ha producido.

P: Usted aplica esos factores en la fractura esternal provocada por la cirugía cardíaca. ¿En qué consiste esta fractura y por qué es necesario combatirla?

IG: La vía más común para acceder al corazón es provocando una fractura en el esternón. Pero, aunque es una fractura controlada, existe riesgo de infección de la herida (entre el 0,4y el 2,4% de los casos). Es una complicación que aparece en pacientes con otros factores de riesgo añadidos, tales como ser diabéticos, obesos, estar mal nutridos, sufrir osteroporosis, tener una edad avanzada, un fallo renal crónico...

Para ellos un problema a causa de la cicatrización en la fractura del esternón puede suponer una prolongación de la estancia hospitalaria, el riesgo de obstrucciones en los injertos coronarios y una tasa de mortalidad de entre el 10 y el 47%.

P: ¿Qué ha conseguido hasta ahora aplicando factores de crecimiento a esta fractura?

IG: De momento, hemos empleado estos factores de crecimiento en más de 700 pacientes, comprobando la reducción de complicaciones en el 99% delos casos. Los factores colaboran de forma definitiva en mejorar y acelerar el proceso de regeneración y cicatrización,al tiempo que actúan como analgesia y mejoran el postoperatorio al paciente, que se recupera antes y mejor de su cirugía cardiaca.

P: La otra vertiente de su investigación es aún más ambiciosa, pues implica regenerar el tejidocardíaco dañado. ¿En qué punto se encuentra el estudio?

IG: Hemos operado a más de 50 corderas y los resultados están siendo muy esperanzadores. Lo que intentamos demostrar es que con los factores se puede lograr la anidación correcta de las células madre y que, además, se produce la aceleración de la proliferación de estas células, necesarias para recuperar el tejido necrosado por el infarto. Pero no hemos entrado en fase clínica todavía. Esperamos poder entrar en fase de pruebas con humanos para finales de 2012 o principios de 2013.

Enlace externo:
http://www.hoymujer.com/Salud/consulta/Tras-infarto-reto-activar-642789082011.html